Indulto de Heenan (1971)

Indulto Heenan (Cong para el Culto Divino, 1971) Permiso para la celebración de la Misa Tradicional en Inglaterra y Gales

El difunto Alfred Marnau, presidente de la Sociedad de la Misa en Latín de 1973 a 1982, fue el responsable directo del llamamiento al Papa Pablo VI que dio lugar al indulto inglés de 1971. Hemos vuelto a publicar dos obituarios de La Sociedad de la Misa en Latín Boletín de noticias (ahora Misa de las Edades) y el Orden de Malta

SACRA CONGREGATIO
PRO CULTU DIVINO

E Civitate Vaticana, die
5 de noviembre de 1971

Prot. N. 1897/71

Su Eminencia,
Su Santidad el Papa Pablo VI, por carta del 30 de octubre de 1971, ha dado facultades especiales al infrascrito Secretario de esta Sagrada Congregación para transmitir a Vuestra Eminencia, como Presidente de la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales, los siguientes puntos relativos al Orden de la Misa: 1. Considerando las necesidades pastorales referidas por Vuestra Eminencia, se permite a los Ordinarios locales de Inglaterra y Gales conceder que ciertos grupos de fieles puedan, en ocasiones especiales, participar en la Misa celebrada según los Ritos y textos del antiguo Misal Romano. La edición del Misal a utilizar en estas ocasiones debe ser la publicada de nuevo por el Decreto de la Sagrada Congregación de Ritos (27 de enero de 1965), y con las modificaciones indicadas en la Instructio altera (4 de mayo de 1967).

Esta facultad puede concederse siempre que los grupos lo soliciten por motivos de auténtica devoción, y siempre que el permiso no perturbe o perjudique la comunión general de los fieles. Por esta razón, el permiso se limita a ciertos grupos en ocasiones especiales; en todas las misas regulares de la parroquia y de otras comunidades, se debe usar el Orden de la Misa que se da en el nuevo Misal Romano. Dado que la Eucaristía es el sacramento de la unidad, es necesario que el uso del Orden de la Misa dado en el antiguo Misal no se convierta en un signo o causa de desunión en la comunidad católica. Por ello, el acuerdo entre los Obispos de la Conferencia Episcopal sobre el modo de ejercer esta facultad será una garantía más de la unidad de la praxis en este ámbito.

2. Los sacerdotes que en alguna ocasión deseen celebrar la Misa según la citada edición del Misal Romano, pueden hacerlo con el consentimiento de su Ordinario y de acuerdo con las normas dadas por el mismo. Cuando estos sacerdotes celebren la Misa con el pueblo y deseen utilizar los ritos y textos del antiguo Misal, se han de aplicar las condiciones y los límites mencionados anteriormente para la celebración por parte de determinados grupos en ocasiones especiales.

Con mis más altos respetos, le saludo sinceramente en Cristo,

(Firmado:) A. Bugnini Secretario Sacra Congregatio pro Cultu Divino

Parte de este contenido fue tomado originalmente de lms.org.uk
es_ESES